Sitio Solestre’lua

Exclusiva residencia vacacional para hasta seis personas

Un complejo de playa idílico para alquilar

A tan solo tres kilómetros al norte de Santo André se encuentra el "Sítio Solestre’lua", en medio de la mata atlântica, es decir de la exuberante selva atlántica: un terreno privado de 7 hectáreas, directamente situado en la hermosa playa de Itacimirim. Este maravilloso refugio ofrece descanso en su forma más pura para hasta 6 huéspedes. El Sítio tiene todo lo necesario para unas buenas vacaciones o un par de días de relajación. El nombre "Solestre’lua" está formado por las palabras portuguesas para sol (sol), estrellas (estrelas) y luna (lua): algo característico del cielo de de Bahía las 24 horas del día y 7 días a la semana.

En la casa principal hay dos grandes suites climatizadas, formadas por dormitorio y cuarto de baño así como aseo, una cocina completamente equipada y una sala de estar interior y exterior con una terraza cubierta, asientos acogedores, hamacas y "balangas", las cómodas sillas oscilantes fijadas a las vigas del techo. Otra casa de huéspedes directamente junto a la casa principal aloja una sala de estar propia así como también un dormitorio, equipado con climatizador, camas king size, zona de baño y cocina para dos huéspedes adicionales y, si se desea, también un espacio adicional para dos niños con camas plegables.

 

A través de una cubierta de madera, una "passarela" conduce a una sala climatizada con cómodos sofás y sillones y equipada con TV y WLAN.


A través de esta cubierta se accede también a una sala espaciosa que se abre hacia tres lados y que en su cabecera está delimitada por una gran chimenea y una parrilla de carbón vegetal que los brasileños encienden regularmente para su adorado "Churrasco", parecido una festín de carne. Aquí pueden disfrutar de largas comidas hasta 14 personas en una mesa hermosamente elaborada.


Desde la Churasqueira la cubierta de madera da a otra sala abierta hacia cuatro lados y techada que con una mesa de billar invita a completar la cena con un par de golpes a las coloridas bolas de madera.


Rodeada de cocoteros, plantas y arbustos tropicales, directamente junto a la casa principal hay una piscina de 5 x 12 metros de tamaño. Debajo de un tejado de cañas que protege del cálido sol de Bahía se disfruta en la piscina de la tranquilidad de la mañana con un libro o una fantástica vista del océano a través de las palmeras.


O, si se quiere, uno se puede retirar al salón techado de la playa con palos de eucalipto y soñar despierto con la brisa fresca del Atlántico sobre bancos de madera muy mullidos, acompañado tan solo por el sonido de las olas y del aroma del aire del mar.


La puesta de sol invita a una fiesta "Boule" el famoso juego de petanca francés sobre un campo de juego construido de forma especial con las dimensiones originales. El lugar de juego se encuentra entre la piscina y el mar, ofrece sombras y un techo de palos de eucalipto y tiene el suelo típico de guijarros, arena y tierra, que proporciona a las bolas la pista correcta... Con una caipirinha la diversión está garantizada.


¡Solestre’lua es sinónimo de descanso puro!



El pueblo

Desde Porto Seguro, una ciudad muy animada situada a 600 kilómetros al sur de Salvador, la capital del estado de Bahía y a unos 1200 kilómetros al norte de Río de Janeiro en la costa del sur de Bahía, el viaje conduce por 25 kilómetros a lo largo de la así llamada costa de los descubridores en dirección norte, hacia Santa Cruz de Cabrália, donde el navegante portugués Pedro Álvarez Cabral puso su pie en 1500 en suelo sudamericano.


La parte más tranquila esta pequeña ciudad que vive de la pesca se llama Santo André, uno de los destinos pintorescos de Bahía. En 2014, el mundo del fútbol puso al pueblo en el mapa, ya que con el "Campo Bahia" proyectado y construido de forma especial para el evento fue la ciudad anfitriona de la posterior selección campeona del mundo, la selección alemana. A Santo André solo se puede acceder con auténticos remolcadores por el río Joâo de Tiba, y está situada en medio de la selva atlántica, rodeado de cocoteros y manglares. Plantas hermosas invitan a quedarse o a pasar una estancia más larga. El visitante encontrará aquí "sossego", que es la palabra portuguesa que suena como un susurro para el "propio descanso".


World Cup

En el año 2014, Santo André recibió una mayor atención, ya que el pueblo fue el lugar de residencia y entrenamiento del equipo de la selección alemana de fútbol durante la Copa del Mundo celebrada en Brasil. Para ello se creó el exclusivo complejo de deporte y naturaleza "Campo Bahia", a pocos cientos de metros de la playa de Sítio Solestre’lua, incluido un restaurante y bar. "Catch your dream", el complemento del nombre de este complejo y lo que la selección alemana hizo realidad al ganar la Copa del Mundo, es sinónimo de este trozo de tierra al sur de Bahía. Relajación para cuerpo y alma junto con el disfrute de la cocina local e internacional convierten a Santo André en el lugar para unas vacaciones despreocupadas.

¡Esperamos que se divierta!